Vihdas II

Vihdas II

May trabaja en la panadería de la Unidad Nº 6 / Punta de Rieles. Ser positivo de VIH y haber elegido ser visible para el resto de la población privada de libertad (PPL) y toda la sociedad, le permite derribar estigmas y naturalizar su condición.
Ser el peluquero de la Unidad Nº 6/ Punta de Rieles implica tener contacto físico con el resto de los compañeros PPL. Tener conocimiento sobre las vías de transmisión del VIH permite trabajar con total libertad y tranquilidad.
Unidad Nº 10 de Juan Soler / departamento de San José. En el recorrido para invitar a los talleres sobre VIH descubrimos que muchas de las celdas eran construcciones emplazadas en el propio campo. Nuestros talleres tuvieron una alta concurrencia y participantes diversos con ganas de saber e informarse.
La necesidad de aprender estuvo presente en todas las unidades. Recibir la información abrió nuevos caminos de relaciona miento entre todos ellos. Prestarles atención, darles un espacio y escucharlos hizo que las visitas fueran emotivas.
En la Unidad Nº 4 Compen (ex Comcar), la Comunidad Educativa es el único espacio físico donde convergen personas de los diferentes módulos . Acá ser mujer y ejercer como maestra es un acto de vocación pura. No discriminar da sus frutos cuando cientos de PPL logran rendir, aprobar y salir adelante.
Las visitas son tan importantes como respirar: son el contacto con los seres queridos. Ser positivos es una postura frente a la vida y frente a uno mismo. Ser positivo de VIH es una actitud, más que una condición.
"Cinthia es el nombre de mi hija que murió de sida". Esta persona privada de libertad tuvo la posibilidad de verbalizar su dolor. Los talleres le permitieron comprender la situación. Su actitud y su forma de vincularse con los compañeros positivos de VIH cambió radicalmente.
Soste ner un cartel junto al compañero de celda demuestra compromiso. Compartir el lema y participar de la muestra es un acto que oficia como testigo y muchas veces resulta de "ayuda memoria" [sic].
Est as personas privadas de libertad que conviven con otras personas positivas de VIH son las que cocinan, las que sirven la comida, las que elaboran el pan. Desempeñan esto día a día, codo a codo. Ser positivo de VIH no imposibilita realizar estas tareas.
En el Centro de Salud del Compen, el personal nos dio la dimensión real del trabajo que se rea liza con las personas positivas de VIH o que están transitando la etapa sida. Es un desafío que ante todo busca brindar la mejor atención a los usuarios.
Las mujeres que forman el equipo de trabajo deI Compen están convencidas de que quienes son positivo de VIH no son un riesgo para ellas.
Ingresar a los módulos nos permitió conocer cómo son las vivencias en la intimidad de las PPL, cómo son sus métodos de cuidado y cómo es el trato hacia las personas positivas de VIH. Tanto una PPL como una persona en libertad convive con los mismos prejuicios y las mismas realidades.
Módulo Nº 3 del Compen. Si bien hubo un deseo de colaborar con la causa, la persona retratada expresó su imposibilidad de sonreír (aunque no haya sido un requerimiento para la fotografía).
Saber que el VIH es un virus y no una enfermedad generó sorpresa en la población privada de libertad. Comprender que no se contagia, pero que sí se transmite, fue algo esclarecedor para todos. Fue muy positivo a la hora de adquirir hábitos de cuidado.
Virginia está en el módulo 4, en el sector de mujeres trans del Compen. Gracias a la Secretaría de Género del INR, pudimos brindar talleres para mujeres trans y acercarnos a sus vivencias como colectivo. Virginia resultó una gran guía y colaboradora en esta experiencia.
Verónica, del Colectivo de Mujeres Trans Privadas de Libertad, nos contó cómo es su vida en la unidad; cómo es el vínculo con sus compañeras y qué implica ser mujer transen el Compen.
Jeison nos mostró cómo es su trabajo en el Polo Industrial, y nos contó sobre su experiencia y convivencia con otras PPL positivas de VIH. Nos habló de sus sueños y de la posibilidad de concretarlos.
En la unidad Nº 5 de la Cárcel de Mujeres brindamos dos talleres. Fue una experiencia fuerte por los relatos compartidos, pero también sumamente positiva.
Embarazo y VIH fue otro tema que se trabajó con las mujeres privadas de libertad. Transmisión vertical, amamantamiento, cuidados, fueron temas que se trataron en los talleres
¿Te cuidas? Este texto cuestiona y nos hace repensar, tanto a la población privada de libertad como a la población en general, si teniendo la información necesaria somos capaces de cuidarnos.
Cárcel de Mujeres con Hijos. Expusimos la muestra Vihdas I y brindamos talleres para mujeres que cumplen su pena y están a cargo de sus hijos. Nos encontramos con personas deseosas de saber, de compartir experiencias y de visibilizarse como positivas de VIH.
El espíritu y el sentir de estas mujeres y madres, de cara al futuro.
Funcionarios, operadores , autoridades del INR, integrantes de la organización MASVihdas, entre otros, han intentado visibilizar e informar a la población privada de libertad que ser positivo de VIH no debe ser un motivo de discriminación. No hay "afuera" o "adentro" cuando se trata de hacernos cargo de nuestras propias conductas
No hay videos

Descripción

Este proyecto fotográfico se planteó como continuación de Vihdas I, que se realizó con jóvenes positivos de VIH de las organizaciones MasVihdas y Rujap (Red Uruguaya de Jóvenes y Adolescentes Positivos). Del proyecto surgió una muestra itinerante con talleres asociados que buscan visibilizar la temática relacionada con el VIH y concientizar respecto a mitos, prejuicios
y prevención del virus.
Durante el año 2017 se recorrieron varios centros de rehabilitación con el objetivo de registrar no sólo a personas portadoras, sino también a las que de una u otra forma tienen un vínculo con el tema por su experiencia cotidiana. Participaron personas privadas de libertad, operadores, funcionarios policiales y personal de la salud. Se visitaron los centros Compen (ex Comcar), Mujeres, Mujeres con Hijos, Juan Soler y Punta de Rieles. El material fotográfico fue generado al mismo tiempo que se exponía el proyecto Vihdas I y se impartían talleres de sensibilización y concientización.
La avidez por participar fue notoria desde los inicios y paulatinamente se fueron derribando los muros que separan el “adentro” del “afuera”. En la muestra Vihdas II se podrá ver cómo la temática del VIH / sida de alguna manera alcanza a todos los actores implicados en la situación de privación de libertad.
Julio Pata Eizmendi (Montevideo, 1973) es egresado del Taller Aquelarre / Escuela de Fotografía (2016). Realizó varios proyectos con distintas organizaciones, en los que se abocó a la investigación y experimentación con diferentes colectivos y actores de la comunidad, como el Proyecto Mama Mía (muestra fotográfica sobre el cáncer de mama en mujeres), abordando no sólo las marcas que la enfermedad deja en el cuerpo, sino también sus consecuencias emocionales y vinculares.
Pablo Sobrino (Montevideo, 1971) es realizador audiovisual desde 1998, camarógrafo, editor y director de fotografía. Trabaja para Discovery Channel, Nat Geo y CNN.

Apoyan: Instituto Nacional de Rehabilitación, Secretaria de la Diversidad de la Intendencia de Montevideo

Fecha

  • Desde el 20/04/2018 hasta el 25/06/2018 en Fotogalería Peñarol

Autores

  • Julio Eizmendi
  • Pablo Sobrino

Convocatorias

El Centro de Fotografía realiza llamados anuales para que un jurado compuesto por tres integrantes (elegidos por el CdF y por los participantes) seleccione trabajos fotográficos para exponer en sus diferentes espacios.

Las bases completas de los llamados a exposiciones -así como a los llamados para la publicación de libros fotográficos- puede consultarse en la página de convocatorias.

PATROCINAN
Patrocinadores

Av. 18 de Julio 885
(entre Andes y Convención)
CP 11100. Montevideo. Uruguay
Tel: [598 2] 1950 7960
Mail: CdF@imm.gub.uy
Lunes a viernes de 10 a 19.30 horas
Sábados de 9.30 a 14.30 horas


Intendencia de Montevideo
Edificio Sede: Av. 18 de Julio 1360
Tel: [598 2] 1950
Montevideo, Uruguay | CP. 11200