Megafauna en el Arroyo del Vizcaíno

Megafauna en el Arroyo del Vizcaíno

Verano de 1997. La sequía deja ver el fondo del arroyo, y los vecinos del lugar descubren fósiles de mamíferos gigantes extintos.
En 1997, los fósiles se conservaron y exhibieron por primera vez en la casa de la familia Castilla, en Sauce.
Diario de campo de Reinaldo Castilla, uno de los jóvenes colectores de 1997.
Más de una década después del descubrimiento: levantando el dique de bolsas con tierra para contener el agua.
En la última excavación cambiamos el dique de bolsas por el AquaDam, un dique que se llena con la propia agua del arroyo. (Foto: Eva Fariña)
Una vez represado, se usó una bomba para vaciar el cauce del Arroyo del Vizcaíno y comenzar a excavar.
Ada y Sebastián desmalezan.
El AquaDam contiene el agua, dejando al descubierto los fósiles en el lecho del arroyo. Esto sólo es posible en verano, ya que en invierno el caudal del arroyo es mucho mayor. (Foto: Eva Fariña)
Aparecen los primeros fósiles.
Una primera prospección del yacimiento. Aunque el arroyo está represado, parte del agua se filtra y es necesario bombearla continuamente.
Roberto descubre un trozo de madera fósil.
Avanzados los trabajos de vaciado del arroyo y limpieza del yacimiento, quedan al descubierto los fósiles en el lecho del Vizcaíno. Se arma una cuadrícula para tener referencias del lugar en que se encontraron.
Un fémur del perezoso gigante Lestodon asoma en el sedimento.
Un fragmento de coraza del gliptodonte Glyptodon.
El equipo de paleontólogos y arqueólogos trabajan en el yacimiento.
Una conferencia de prensa improvisada a orillas del arroyo.
Mariana habla sobre la megafauna a los niños de una escuela de la zona.
Vértebras, costillas, mandíbulas y otros huesos de diferentes animales de la megafauna aparecen mezclados en el fondo del arroyo. Su extracción es todo un desafío.
Una vértebra de perezoso gigante recién salida del barro. (Foto: Eva Fariña)
Una garra de perezoso gigante aparece bajo el agua. (Foto: Eva Fariña)
Además de fósiles, hay que sacar mucho barro.
Un fémur de gliptodonte junto a una mandíbula de perezoso.
Un húmero de ciervo fósil.
Roberto y Sebastián limpian fósiles.
El sedimento del fondo del arroyo es tamizado y luego examinado en busca de pequeños restos fósiles o evidencia arqueológica.
Claudio, geólogo, observa una roca del yacimiento para determinar su composición y procedencia. El aporte de disciplinas como la geología o la arqueología son fundamentales para la interpretación del hallazgo.
Sebastián sostiene un fémur del perezoso gigante Lestodon.
Luciano y Sebastián comparan un fragmento de coraza de gliptodonte recién extraído, con una foto tomada años atrás en una campaña anterior. Parece tratarse del mismo fósil.
Mariana y Luciano intentan identificar un fósil bajo la mirada de Javier, un vecino del lugar.
Una siesta junto a un fémur del perezoso gigante Lestodon.
En el último día de la excavación se deja pasar el agua sobre el dique, cubriendo los fósiles hasta el próximo verano.
El agua corre sobre una vértebra y una costilla. No todos los fósiles pueden extraerse en una sola campaña.
Revisando el sedimento removido de la excavación en busca de fósiles.
La vía del tren que pasa sobre el arroyo.
Antes de dejar el campamento, Richard muestra un fósil a Jorge y Elena, vecinos del lugar.
Richard en el Museo Rebuffo, en Colonia del Sacramento, estudia una coraza de gliptodonte.
Parte de los fósiles extraídos, antes de ser limpiados y catalogados.
El salón cedido por la Casa de la Cultura de Sauce funcionó durante algunos años como depósito y laboratorio provisorio.
Cajones donde se encuentran provisoriamente guardados algunos de los fósiles.
Mariana limpia y analiza los fósiles bajo la lupa.
Los fósiles se rotulan con la sigla de la colección y su número de catálogo.
Mariana reconstruye un fémur del perezoso gigante Lestodon, en la Casa de la Cultura de Sauce.
Reconstrucción de un canino del tigre dientes de sable Smilodon.
Mariana limpia un diente de Toxodon, en la Casa de la Cultura de Sauce.
Una vez terminada la excavación, el trabajo continúa con la limpieza de los fósiles en el laboratorio.
Richard limpiando una vértebra, en la Casa de la Cultura de Sauce.
Jornadas de investigación a puertas abiertas en Escaparate Centro Cultural (Sauce). Sebastián, Luciano y Mariana clasifican fósiles.
Cráneo del perezoso gigante Lestodon.
Caniniforme del perezoso gigante Lestodon.
Húmero de gliptodonte.
Costilla del perezoso gigante Lestodon con marcas que pueden ser atribuidas a la acción humana.
Visitantes extranjeros analizan las marcas en una de las costillas de perezoso gigante. Thomas W. Stafford, geocronologista y profesor adjunto de la Universidad de Århus (Dinamarca), Emily Lindsey, curadora asistente y directora de Excavaciones, y Aisling Farrel, directora de Colecciones, ambas del Museo de Historia Natural de Los Ángeles County, Rancho La Brea (Estados Unidos).
Escaneo en tres dimensiones de un fósil de la colección Arroyo del Vizcaíno para el proyecto Megafauna 3D (www.megafauna3d.org).
Escaneo en tres dimensiones de una falange del perezoso gigante Lestodon para el proyecto Megafauna 3D (www.megafauna3d.org).
Niños juegan con un modelo tridimensional de un fósil en la presentación del proyecto Megafauna 3D (www.megafauna3d.org).
Actividad de divulgación en la Casa de la Cultura de Sauce. Visita de los alumnos del Liceo de Sauce al laboratorio.
En la Casa de la Cultura de Sauce, después de una visita liceal.
Vecinos y escolares visitan la colección en el nuevo local de la ciudad de Sauce, durante el Fin de Semana del Patrimonio.
Una visita escolar a la colección.
Richard da una charla desde el cauce del Arroyo del Vizcaíno durante el evento “Megafauna en la noche”, una visita nocturna al yacimiento. Decenas de personas llegaron desde Sauce y Montevideo para conocer la excavación. (Foto: Sebastián Tambusso)
No hay videos

Descripción

El arroyo del Vizcaíno se encuentra próximo a Sauce, en el departamento de Canelones. Aunque en invierno las lluvias provocan crecidas, en verano el agua suele detenerse y se transforma en un collar de lagunas que los productores rurales usan para regar sus cultivos.

Una de esas lagunas se secó durante una intensa sequía en 1997 y en el lecho apareció la gran sorpresa: numerosos restos de perezosos gigantes, de toxodontes y de gliptodontes (parientes enormes de las mulitas). Estos ejemplares pertenecen a la megafauna sudamericana, el conjunto de mamíferos gigantes que habitó América del Sur hasta hace diez mil años. Muchos de esos restos fueron entonces colectados por estudiantes del liceo de Sauce bajo la dirección de algunos profesores.

Pasaron catorce años y se volvió a excavar. En 2011, paleontólogos de la Facultad de Ciencias procedieron a la observación sistemática y a la colecta de los restos que quedaban en posición vulnerable. Después se realizaron campañas de excavación en los veranos de 2012 a 2014 y 2016, en las que se extrajeron más restos de perezosos gigantes, gliptodontes, toxodontes, de un tigre dientes de sable, de un mastodonte, de un caballo y un ciervo prehistóricos. La colección cuenta ya con más de mil fósiles y puede visitarse en la ciudad de Sauce.

Esa cantidad de fósiles extraídos y por colectar aseguran trabajo para muchos años y dan al sitio una importancia enorme, pero aún hay más:
en algunos fósiles hay marcas que sugieren la posible presencia humana en el lugar, lo que, sumado a la datación del yacimiento (treinta mil años) podría suponer la llegada del humano al continente miles de años antes de lo supuesto. El artículo que da cuenta del hallazgo fue publicado a fines de 2013 en la revista Proceedings of the Royal Society B y fue noticia en medios como Nat Geo, Discovery News y The NY Times.

Esta muestra es un recorrido por el trabajo de los paleontólogos durante las campañas de excavación, en el laboratorio, las actividades con la comunidad y los vestigios de animales que habitaron nuestra tierra hace miles de años.

Equipo del laboratorio de Paleobiología de la Facultad de Ciencias (Udelar)
Hace décadas comenzaron los trabajos pioneros en biomecánica y paleobiología en América del Sur sobre la megafauna pleistocena y otros animales. Sus investigaciones y tareas de divulgación incorporan enfoques novedosos y tecnologías como la realidad aumentada y el escaneo 3D. Desde 2011 trabajan en el yacimiento del Arroyo del Vizcaíno y se encargan de la difusión y conservación de la colección.

Martín Batallés y Gabriela Costoya
Diseñan, sacan fotos y también sacan fósiles del barro. Desde 2011 colaboran en las excavaciones y en proyectos de divulgación junto con el equipo de paleontólogos.

Mauro Muyano
Técnico en animación digital. Se desempeñó como editor y animador en numerosos programas de televisión, principalmente documentales, en los que realizó reconstrucciones tridimensionales de animales extintos.

Megafauna 3D
Muchos de los fósiles de la colección del ADV fueron escaneados en 3D y pueden verse en megafauna3d.org, una plataforma online realizada por este mismo equipo de trabajo.

arroyodelvizcaino.org
megafauna3d.org

Fecha

  • Desde el 10/02/2017 hasta el 27/03/2017 en Fotogalería Prado

Autores

  • Martín Batallés
  • Gabriela Costoya
  • Equipo del Laboratorio de Paleobiología de la Facultad de Ciencias (UdelaR)
  • Mauro Muyano

Convocatorias

El Centro de Fotografía realiza llamados anuales para que un jurado compuesto por tres integrantes (elegidos por el CdF y por los participantes) seleccione trabajos fotográficos para exponer en sus diferentes espacios.

Las bases completas de los llamados a exposiciones -así como a los llamados para la publicación de libros fotográficos- puede consultarse en la página de convocatorias.

PATROCINAN
Patrocinadores

Av. 18 de Julio 885
(entre Andes y Convención)
CP 11100. Montevideo. Uruguay
Tel: [598 2] 1950 7960
Mail: CdF@imm.gub.uy
Lunes a viernes de 10 a 19.30 horas
Sábados de 9.30 a 14.30 horas


Intendencia de Montevideo
Edificio Sede: Av. 18 de Julio 1360
Tel: [598 2] 1950
Montevideo, Uruguay | CP. 11200