El hongo delicioso o níscalo (Lactarius deliciosus): un típico hongo micorrícico de los pinares de la costa / Laccaria fraterna. En algunos viveros se utiliza el micelio de esta especie para inocular raíces de pino y estimular la formación de micorriza.
Alejandro Sequeira
©Alejandro Sequeira
Contemporánea

Micorriza: un beneficio mutuo

Ciertos hongos establecen vínculos con las raíces de los árboles y otras plantas, que resultan beneficiosos para ambos. Dicha asociación simbiótica entre hongos y raíces se denomina micorriza. Las hifas de estas especies envuelven las raíces formando una vaina que ayuda a las mismas a mantenerse húmedas y que facilita la absorción de nutrientes por parte de la planta; también permite que ésta se adapte mejor a los cambios de acidez, temperatura y humedad del suelo. Las plantas «retribuyen» a los hongos con nutrientes y vitaminas, que éstos, son incapaces de sintetizar por sí mismos. Uno de los hongos más consumidos en Uruguay, el «hongo de pino» o «delicioso» (Lactarius deliciosus), forma micorriza con pinos. Uno de los hongos micorrícicos que mejor currícula tiene en la gastronomía internacional es el ascomiceto subterráneo llamado trufa. Debido a su increíble olfato, los mejores buscadores de trufas son los cerdos. Estos animales pueden olfatear, a diez metros de distancia, una trufa que
se encuentra hasta treinta centímetros bajo tierra.

PATROCINAN
Patrocinadores

Av. 18 de Julio 885
(entre Andes y Convención)
CP 11100. Montevideo. Uruguay
Tel: [598 2] 1950 7960
Mail: CdF@imm.gub.uy
Horarios: lunes, miércoles, jueves y viernes de 10 a 19.30,
martes de 10 a 21 y sábados de 9.30 a 14.30 h.


Intendencia de Montevideo
Edificio Sede: Av. 18 de Julio 1360
Tel: [598 2] 1950
Montevideo, Uruguay | CP. 11200