Clavicorona pyxidata / Amanita phalloides / Políporo / Lentinus crinitus / Amanita muscaria / Langermannia gigantea
Alejandro Sequeira
©Alejandro Sequeira
Contemporánea

Me pregunto...

¿Cuánto vive un hongo?
Para estimar la edad de ciertos hongos se ha medido el diámetro de micelios que forman anillos en el pasto. Como éstos crecen a un ritmo constante –anual–, se ha calculado que podrían tener 600 años de antigüedad. Los órganos reproductores de los hongos, las setas, suelen ser bastante efímeros.
Algunas setas duran unas pocas horas, desde su formación hasta que se degradan o licúan, mientras que otras pueden permanecer fértiles durante años, en especial las de los políporos.

¿Existen hongos mortales en uruguay?
Sí. Amanita phalloides. La ingesta de un solo bocado de esta seta puede producir la muerte. De hecho, es una de las setas más venenosas del mundo y la única que ha causado muertes en Uruguay. En otros países la llaman «El sombrero de la muerte». Existen también en nuestro país numerosas especies tóxicas que producen graves intoxicaciones y que, según la dosis, pueden ser letales. Debido a que muchas de estas setas son difíciles de identificar y diferenciarse de las comestibles: si duda, no las coma.

¿Los hongos crecen solo en otoño?
No. Los hongos crecen durante todo el año. Para fructificar y formar setas deben encontrar las condiciones favorables que lo permitan, principalmente suficiente alimento, humedad y una temperatura adecuada. En suelos que conservan la humedad, como el mantillo de los montes, suelen encontrarse setas independientemente de las estaciones. De hecho, muchas especies fructifican varias veces al año. Algunas especies forman mayor cantidad de setas en los meses más húmedos, como el otoño. Sin embargo, hay hongos típicos de verano como, por ejemplo, las calvatias y otros gasteromicetos, también los champiñones de campo.

¿Hay hongos autóctonos en nuestro país?
Sí. Pero, debido a que los hongos tienen una amplia distribución a nivel mundial, resulta muy difícil saber cuáles son. Muchas de las especies que crecen en la región provienen de esporas «viajeras» introducidas con numerosos árboles y plantas importadas (por ejemplo, pinos y eucaliptos). De hecho, las especies silvestres más consumidas en el país son exóticas. De todas formas, hongos como Agaricus pampeanus, Oudemansiella platensis, Amanita foetens, Psilocybe uruguayensis, Scleroderma uruguayensis, Macrolepiota kerandi e Hypholoma puigarii han sido registrados en montes o praderas nativas desde hace muchos años y pueden ser considerados autóctonos.

¿Los hongos pueden provocar alucinaciones?
Sí. Varias especies poseen sustancias alucinógenas. Los silocibes (género Psilocybe) o «cucumelos» provocan estados alterados de conciencia que pueden incluir alucinaciones. Amanita muscaria posee muscarina, una sustancia psicoactiva que puede provocarlas. Según consumidores japoneses el hongo de eucalipto (Gymnopilus spectabilis) puede producir una borrachera «divertida» si se lo consume crudo. De todas formas, ingerir estas setas siempre es un riesgo, debido a que es difícil conocer con exactitud cuánta cantidad de sustancia psicoactiva poseen los ejemplares que se colectan y, por lo tanto, los resultados suelen ser imprevisibles; con suma frecuencia el destino del «viaje de hongos» no es una alucinación, sino un desagradable «combo» de vómitos y diarrea.

¿Cuál es la seta más grande de Uruguay?
La «esponja de campo» (Langermannia gigantea) puede llegar a medir hasta 65 cm de diámetro, similar al tamaño de una pelota de fútbol.

¿Pueden brillar las setas en la oscuridad?
Sí. Hay varias especies de hongos con laminillas que producen bioluminiscencia y que brillan tanto de día como de noche. La gran mayoría de éstos corresponde al género Mycena

FOLCLORE

De brujas, hadas y platos voladores

Los filamentos que forman el cuerpo del hongo crecen en la tierra alimentándose de los nutrientes del suelo. Siguiendo el curso del terreno fértil el micelio se expande y coloniza nuevas áreas. De esta forma, va dejando atrás el suelo pobre en nutrientes. La gran mayoría de los micelios que crecen en el pasto lo hacen partiendo del lugar donde germinó la espora, en todas direcciones, formando un gran círculo expansivo que deja en su interior una zona sin micelio. En dicho caso, si éste produce setas, las mismas crecerán a lo largo de la circunferencia, que corresponde al borde del micelio –su parte más activa–. El folclore popular ha tejido historias fantásticas en relación a estos círculos de hongos, asociándolos a lugares místicos en los que bailan hadas o se reúnen brujas, razón por la cual estas formaciones se conocen popularmente como «corros de brujas» o «anillos de hadas». En ocasiones, aunque los hongos no se reproduzcan y, por ende, no formen setas, el pasto de la zona pobre en nutrientes contrasta con el pasto que crece por fuera de los márgenes del micelio, formando círculos de pasto decolorido, que parece quemado. Para algunas personas estos círculos encierran suficiente misterio como para relacionarlos con el aterrizaje de platos voladores.
 

PATROCINAN
Patrocinadores

Av. 18 de Julio 885
(entre Andes y Convención)
CP 11100. Montevideo. Uruguay
Tel: [598 2] 1950 7960
Mail: CdF@imm.gub.uy
Horarios: lunes, miércoles, jueves y viernes de 10 a 19.30,
martes de 10 a 21 y sábados de 9.30 a 14.30 h.


Intendencia de Montevideo
Edificio Sede: Av. 18 de Julio 1360
Tel: [598 2] 1950
Montevideo, Uruguay | CP. 11200