1964-2014: el General de Gaulle y Uruguay

1964-2014: el General de Gaulle y Uruguay

Este niño, nacido en 1890 en una familia muy católica, conservadora y monárquica, no sabe que un día se va a imponer como el salvador de la República y el gran modernizador de Francia en el siglo XX. Sin embargo, deberá enfrentarse al destino trágico de Francia y pasar por tres guerras.
Oficial de carrera, Charles de Gaulle participa en la Primera Guerra Mundial (1914-1918). Herido tres veces, debe soportar dos años de detención en Alemania.
Ascendido a coronel, De Gaulle combate también durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945). Su unidad de tanques lucha con coraje y cierto éxito pero no logra impedir que en apenas seis semanas Francia sea golpeada e invadida por los ejércitos de Hitler. El 15 de junio de 1940, el Führer triunfa y entra en París. La derrota francesa se recibe con estupor en América Latina.
En tanto, la Ciudad Luz está ocupada, 1,8 millones de soldados presos, un gobierno y ocho millones de civiles en fuga. El 17 de junio de 1940 el mariscal Pétain se dirige a los franceses para decirles que no hay otra opción que capitular; De Gaulle, quien no es más que un subsecretario de Estado para la guerra, lanza desde Londres el llamamiento del 18 de junio.
El militar se comporta como un rebelde, clamando que la guerra no está perdida y llama a todos los patriotas a unirse para resistir y liberar el país, un poco como Simón Bolívar 130 años antes. El Estado francés, nacido de la derrota, lo condena a muerte; su mujer y sus hijos deben huir para reencontrarse con él en Londres.
Este llamamiento del 18 de junio tiene un alcance limitado y a su vez inmenso. Al principio, sólo algunos miles de franceses lo siguen pero tiene una repercusión particular en América Latina. Se realizan envíos de fondos en solidaridad con la Francia Libre de De Gaulle; miles de latinoamericanos, entre ellos noventa uruguayos, parten a reunirse con el General de Gaulle en Londres para participar en la lucha y liberar a Francia.
Este llamamiento del 18 de junio tiene un alcance limitado y a su vez inmenso. Al principio, sólo algunos miles de franceses lo siguen pero tiene una repercusión particular en América Latina. Se realizan envíos de fondos en solidaridad con la Francia Libre de De Gaulle; miles de latinoamericanos, entre ellos noventa uruguayos, parten a reunirse con el General de Gaulle en Londres para participar en la lucha y liberar a Francia.
Después de cuatro años de ocupación, París es liberada el 25 de agosto de 1944 gracias a la intervención de los ejércitos aliados y al combate de los resistentes. De Gaulle y el pueblo de París desfilan bajo el Arco de Triunfo para celebrar ese momento histórico. La noticia de la liberación, que tanto ha inspirado a los Libertadores, es festejada con emoción en toda América Latina.
En Montevideo, también se celebra la liberación de París.
Después de la guerra, en el discurso de Bayeux (1946) De Gaulle intenta usar su prestigio para convencer a los franceses de refundar la República con un poder ejecutivo presidencial reforzado. Sin embargo, fracasa: el pueblo opta por una República parlamentaria (la IV República).
La IV República, víctima de su inestabilidad política, llama al General de Gaulle en mayo de 1958. La crisis política conduce a que el pueblo adopte una nueva Constitución que ve nacer la V República.
Retrato oficial del nuevo Presidente de la República en 1958.
El General de Gaulle lleva a cabo una nueva política en África. En 1959 viaja a Senegal para exponer su proyecto de nuevas relaciones basadas en la cooperación entre Francia y los países de África.
Discurso en el estadio de Phnom Penh, Camboya (1966), ante 100 000 personas. De Gaulle reafirma la independencia de la política exterior francesa.
Para De Gaulle, Francia debía encontrar un nuevo lugar en el mundo: grandes proyectos industriales innovadores, generados y apoyados por el Estado francés, garante del interés general. Este enfoque es el mismo que el de los grandes líderes latinoamericanos (de Batlle a Getulio Vargas).
La obsesión de De Gaulle por la independencia nacional tiene notas dignas de Bolívar y José Martí y entra en resonancia con las preocupaciones de América Latina durante la Guerra Fría.
“A mi derecha, tengo o tendré siempre a André Malraux”. Después que el General de Gaulle escribió esta frase, desde entonces citada hasta el cansancio, sobre su compañerismo con André Malraux, los que conocieron a ambos hombres se sintieron fascinados por la extraña aventura que significó su encuentro, su diálogo, su complicidad.
Su muerte, en 1970, fue un shock. Quien había sobrevivido a dos guerras mundiales y que era todavía presidente un año antes, ya no está. Aquel que podía aparecer como un gigante en el que Francia se había apoyado para salir del desastre de 1940 y restaurar un poco de “la grandeur”, no estará más para guiarla.
Reafirmando su política a favor de América Latina, continente con el que Francia mantiene lazos históricos, De Gaulle visita México en marzo de 1964.
Reafirmando su política a favor de América Latina, continente con el que Francia mantiene lazos históricos, De Gaulle visita México en marzo de 1964.
El Presidente de la República, Ing. Luis Giannattasio, recibe al General de Gaulle en el Aeropuerto de Carrasco. Lo reciben también tres ex voluntarios uruguayos de las Fuerzas Francesas Libres.
“De todo corazón agradezco la recepción tan amistosa que se me brinda y declaro sentirme muy feliz de hallarme en Uruguay, país siempre muy unido a Francia por la mente y el corazón, y que ve al mundo, libre y humano como debe ser. ¡Viva Uruguay!” fueron las primeras palabras que pronunció el General de Gaulle en el aeropuerto.
Partida del General de Gaulle hacia el centro de Montevideo.
A pesar de la lluvia, una multitud de uruguayos se lanza sobre la caravana arrojando flores sobre el coche que conduce a los presidentes.
Al llegar a la Avenida Brasil, los paraguas se multiplican.
A medida que avanza, la caravana se extiende por varios kilómetros.
Los numerosos agentes de seguridad se ven desbordados ante la gran multitud de gente que sale a saludar al General de Gaulle.
Por la Avenida 18 de Julio, la caravana transita a paso de hombre.
El gobierno uruguayo declaró día feriado el 8 de octubre de 1964 para recibir al ilustre visitante.
Al pasar frente a la Universidad de la República también recibe el homenaje de los estudiantes.
“Viva la amistad entre Francia y Uruguay” declaró el General de Gaulle.
La clase política siguió con interés el desarrollo de la visita. Primer plano: Zelmar Michelini, Alberto Brause y Hector Grauert. Detrás: General Oscar Gestido, Washington Guadalupe.
La comitiva arriba al Palacio Estévez, sede de la Presidencia.
El General de Gaulle homenajea al general José Artigas ante su monumento.
En la Plaza Independencia el General de Gaulle realiza su primera intervención en español y es interrumpido constantemente por los aplausos del numeroso público.
El Consejo Nacional de Gobierno encabezado por su presidente, el Ing. Luis Giannattasio, da la bienvenida al General de Gaulle y recuerda los vínculos históricos que unen a ambos países.
El General de Gaulle condecora el Presidente Giannattasio con la Gran Cruz de la Legión de Honor, en la Casa de Gobierno.
A la salida del Palacio Estévez, recibe honores militares de la Guardia del Regimiento Blandengues de Artigas de Caballería n° 1.
El joven fotógrafo Julio A. Scarrone, a través de este testimonio, nos entrega su visión sobre la histórica visita.
El General Óscar Gestido saluda al Presidente de Francia.
Durante una sesión especial, el Consejo Nacional de Gobierno y el General de Gaulle abordan los principales temas de política internacional, cooperación científica y técnica con Uruguay, y el desarrollo de la Comunidad Económica Europea.
Una guardia de honor del Batallón Florida de Infantería n° 1 recibe al visitante en el Palacio Legislativo. El presidente de la Asamblea General Martín R. Echegoyen lo recibe y lo acompaña hasta la sala de sesiones.
En sesión solemne, la Asamblea General escucha el discurso de De Gaulle, que expresó: “¿Cómo podría yo haber olvidado el apoyo que la Francia Libre, en las horas más sombrías de la última Guerra Mundial, recibió tan generosamente aquí y, en particular, el entusiasmo de los voluntarios de vuestra tierra que vinieron a incorporarse a nuestras filas?”.
“Tenemos un gran interés en intercambiar nuestros valores en los campos que determinan el progreso, es decir, estudios e investigaciones de las ciencias, métodos, procesos y posibilidades de la técnica, obras públicas, y empresas de la economía”.
Al finalizar el discurso, fuertemente ovacionado, De Gaulle se retira del Palacio Legislativo.
El gobierno uruguayo ofrece una cena de gala en el Salón de los Pasos Perdidos en el Palacio Legislativo.
La comitiva presidencial visita el Liceo Francés situado en la avenida 18 de Julio.
Los estudiantes del Liceo Francés reciben con alegría y emoción al Presidente.
Liceo Francés.
El General de Gaulle se dirige a los alumnos del Liceo Francés.
En el Palacio Municipal, el presidente del Concejo Departamental de Montevideo entrega a De Gaulle una réplica de la llave de la Ciudadela.
Los medios de prensa dedican una cobertura excepcional al viaje del Presidente francés. El País
Acción
El Día
El Diario
El Día
El Diario
El Embajador de Francia, Gabriel Bonneau, ofrece una cena de gala en la Embajada.
Llegada al Teatro Solís para asistir a una Soirée de Gala.
Del centro a la derecha: Esposa de Luis Giannattasio, Charles de Gaulle y Luis Giannattasio, durante una “Soirée de gala” realizada en honor al matrimonio De Gaulle. Teatro Solís. 9 de octubre de 1964. (Foto: 10689FMHG.CMDF.IMM.UY - Autor: S.d./IM).
Con la música de la Orquesta del Sodre, se interpretó el tercer acto de la ópera Fausto y el Ballet Las canciones de Francia.
(Foto: 10684FMHG.CMDF.IMM.UY - Autor: S.d./IM).
Público asistente a una “Soirée de gala” realizada en honor al matrimonio De Gaulle. 9 de octubre de 1964. Teatro Solís. (Foto: 10690FMHG.CMDF.IMM.UY - Autor: S.d./IM).
Del centro a la derecha: Charles de Gaulle e Yvonne de Gaulle, durante una “Soirée de gala” realizada en su honor. Teatro Solís. 9 de octubre de 1964. (Foto: 10686FMHG.CMDF.IMM.UY - Autor: S.d./IM).
A la derecha: Charles de Gaulle, durante una “Soirée de gala” realizada en honor al matrimonio De Gaulle. Teatro Solís. 9 de octubre de 1964. (Foto: 10691FMHG.CMDF.IMM.UY - Autor: S.d./IM).
El sábado 10 de octubre, Charles de Gaulle se despide en el Puerto de Montevideo. Continúa su viaje hacia Río de Janeiro a bordo del crucero Colbert.
Ceremonia de despedida de Charles de Gaulle. Al centro: Luis Giannattasio y Charles de Gaulle. Puerto de Montevideo. 10 de octubre de 1964. (Foto: 10692FMHG.CMDF.IMM.UY - Autor: S.d./IM).
Crucero “Colbert” perteneciente a la Armada francesa, utilizado para transportar a Charles de Gaulle en su gira por América Latina. Puerto de Montevideo. 10 de octubre de 1964. (Foto:10694FMHG.CMDF.IMM.UY - Autor: S.d./IM).
Ceremonia de despedida de Charles de Gaulle. Al centro: Charles de Gaulle y Luis Giannattasio. Puerto de Montevideo. 10 de octubre de 1964. (Foto: 10696FMHG.CMDF.IMM.UY - Autor: S.d./IM).
Este viaje fortaleció aún más las relaciones entre Francia y Uruguay, y dio origen a la firma de un acuerdo cultural y de cooperación técnica que abrió nuevas perspectivas para el incremento de las relaciones culturales entre las dos naciones.
La prensa uruguaya destacó con humor la figura del General de Gaulle y los pormenores del viaje. Marcha
La prensa uruguaya destacó con humor la figura del General de Gaulle y los pormenores del viaje. Marcha
Marcha
Marcha
Marcha
No hay videos

Descripción

La muestra

Los días 8, 9 y 10 de octubre de 1964 el General Charles de Gaulle realizó una visita oficial a Uruguay en el marco de una gira por América latina. 

¿Por qué un presidente decide emprender un viaje que dura casi un mes, visitar diez países y recorrer 32.000 kilómetros? Porque esta es una región con la que Francia mantiene vínculos fuertes y en la que goza de un capital de simpatía. Pero también porque la popularidad del General de Gaulle se nutre de los recuerdos de la guerra, de la estupefacción de los latinoamericanos ante la nueva derrota de 1940, del centenar de uruguayos (uno cada dos mil habitantes, la mayor proporción de América latina) que se enrolan voluntariamente en las Fuerzas Francesas Libres, y por las manifestaciones de alegría frente al anuncio de la liberación de París.

Ante un contexto internacional marcado por la Guerra Fría, De Gaulle considera que en esta región Francia tiene mucho para hacer y que es posible imaginar una política de la “tercera vía”, para resaltar el camino elegido por Francia que consiste en “liberar al hombre” e instaurar un “orden nuevo y fraternal en la Tierra”, algo que el General resume retomando las palabras de Artigas: “Con libertad, no ofendo ni temo”. 

Cincuenta años después, este aniversario nos da la oportunidad de subrayar la permanencia y la singularidad de las relaciones entre Francia y Uruguay, país con el que compartimos valores, e imaginar un futuro en el que la convergencia de nuestras miradas nos permita seguir trabajando para convertir este mundo en un lugar más justo. 

El General de Gaulle

Charles de Gaulle (1890-1970) fue un militar, político y escritor francés, Presidente de la República Francesa de 1958 a 1969. Oficial de carrera, De Gaulle participa en la Primera Guerra Mundial (1914-1918). Herido tres veces, debió además soportar dos años de detención en Alemania. Ascendido a Coronel, De Gaulle combate de nuevo durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945).

El General de Gaulle rechaza la capitulación de Francia ante el invasor nazi y viaja a Londres para continuar la lucha. El 18 de junio de 1940 hace un llamamiento a la Resistencia a través de las ondas de la BBC, llamamiento que se considera acto fundador de la Francia Libre. Tiene un alcance particular en América Latina. Miles de latinoamericanos, entre ellos noventa uruguayos, parten a reunirse con el General de Gaulle y se incorporan en las Fuerzas Francesas Libres.

El 1958, un amplio colegio electoral elige a Charles de Gaulle como Presidente de la República y de la Comunidad Africana y Malgache. De Gaulle asume sus funciones el 8 de enero de 1959 y dota Francia de una nueva Constitución que ve nacer la V República. El General se preocupa por la política europea de Francia y marca la independencia de la política exterior del país.

Fecha

  • Desde el 21/08/2014 hasta el 24/09/2014 en Fotogalería Prado

Autores

  • Embajada de Francia en Uruguay

Convocatorias

El Centro de Fotografía realiza llamados anuales para que un jurado compuesto por tres integrantes (elegidos por el CdF y por los participantes) seleccione trabajos fotográficos para exponer en sus diferentes espacios.

Las bases completas de los llamados a exposiciones -así como a los llamados para la publicación de libros fotográficos- puede consultarse en la página de convocatorias.

PATROCINAN
Patrocinadores

Av. 18 de Julio 885
(entre Andes y Convención)
CP 11100. Montevideo. Uruguay
Tel: [598 2] 1950 7960
Mail: CdF@imm.gub.uy
Horarios: lunes, miércoles, jueves y viernes de 10 a 19.30,
martes de 10 a 21 y sábados de 9.30 a 14.30 h.


Intendencia de Montevideo
Edificio Sede: Av. 18 de Julio 1360
Tel: [598 2] 1950
Montevideo, Uruguay | CP. 11200